ΠΡΟΣ ΤΟ ΑΣΤΥ α


Mientras tanto Diceópolis y el esclavo trabajan en el campo. Cuando llega la tarde, desatan a los bueyes y los llevan hacia la casa. En la casa Mirrini y la hija hablan entre ellas, mientras tejen un vestido. Entonces la madre ve que su marido llega al patio. Para de trabajar, se apresura hacia la puerta y dice: "Hola, marido, ven aquí y escúchame, Filipo y Argo han matado al lobo". Él le responde: "¿A caso me dices la verdad? Cuéntame todo lo que sepas." Entonces Mirrini se lo explica todo. Él dice: " Estupendo, el niño es valiente y fuerte. Pues quien es? quiero adorar al matador de lobos. Y pienso buscar al niño. Pues espera, querido"dice" y escucha. El mensajero viene de la ciudad: dice que los Atenienses hacen una fiesta a Dionisio. ¿Acaso puedo ir yo y llevar a los niños?" "Pero no es posible, oh mujer, es necesario estar trabajando. Pues el hambre sigue al hombre vago, como dice el poeta: por sus obras los hombres de hacen ricos y poderosos" Mirrini: "De todas formas, llévanos allí, oh querido marido. Pues nosotros vamos al camo y todos van a la fiesta" "Pero no es posible: El siervo es vago: pues cuando no estoy, deja de trabajar."

Melita:"Pero no seas duro, oh padre, y complácenos.¿Acaso no quieres contemplar la fiesta y alabar al dios? Pues Dionisio nos salva la viña. "Y Filipo: "¿Acaso no queres honrar a tu hijo porque ha matado al lobo?Quiero ver la competición y los bailes. Asi pues, llevanos a todos nosotros a la ciudad".

Diceópolis: "Que así sea, como vosotros quereis. Pero os digo que el hambre nos sigue."



ΟΙ ΘΕΟΙ ΤΟΥΣ ΕΡΓΑΖΟΜΕΝΟΥΣ ΦΙΛΟΥΣΙΝ

Els deus estimen els qui treballen

Mentrestant Filip entra...




ΠΡΟΣ ΤΟ ΑΣΤΥ β

Al dia següent cuando primeramente sale el dia, se levanta mirrini i despierta al hombre y dice:' levantate, hombre! porque aun no es possible dormir, porque es tiempo de marchar hacia la ciudad. Asi pues, se levanta el hombre y primero llama a Xancias y le ordena no ser vaga i no parar de trabakar. Mientras tanto Mirrini le lleva la comida y levanta al abuelo y a los niños. Luego Diceopolis entra hacia el patio y guia a los otros hacia el altar, ( Diceopolis ) haciendo una libacion a Zeus, suplica salvar a todos mientras marchen hacia la ciudad.





ΠΟΛΕΜΑΡΧΟΣ ΚΑΙ ΟΙ ΠΑΙΔΕΣ

Polemarc i els xiquets

Així doncs el pare els porta a la ciutat...